suelo pelvico

Lo que debes saber como mujer de la incontinencia urinaria.

Posted on Actualizado enn

Hace mucho tiempo que no comparto contenidos en mi blog, y he decidido dar un repaso actualizado de lo que creo sigue siendo motivo de angustia en muchas mujeres.
C79D24C6-DDE2-4298-963B-68AECF264FA2

El impacto de los escapes involuntarios de orina en la vida cotidiana es distinto según:

– la gravedad

– el tipo de incontinencia y,

-como percibe la mujer el problema a nivel de pensamientos y emociones (“qué agobio, soy mayor, que vergüenza, ¿oleré?…”).

Dedícale 5 minutos y te daré una sencilla explicación del problema y de las posibilidades de tratamiento.

1. Tipos de incontinencia. Lo puedes determinar respondiendo a:

– ¿tienes escapes de orina al toser, estornudar, reír, saltar…?: incontinencia de esfuerzo = déficit de sostén musculofascial.

– ¿tienes escapes de orina precedido de un urgente deseo de orinar?: incontinencia de urgencia= contracciones involuntarias del músculo detrusor de la vejiga.

2. La maternidad, el paso de los años, el sobrepeso ó el estreñimiento .. son consideradas las causas de incontinencia urinaria, por lo tanto, la gran mayoría de las mujeres podemos presentarla pero para decidir acudir al especialista responde:

¿ qué impacto tiene en tu calidad de vida? ¿ deseas realizar tratamiento?

3. Definido el tipo y la necesidad de tratamiento, ¿ cuáles son las pruebas básicas?:

– un análisis de orina para descartar infección urinaria

– medición del residuo de orina tras una micción espontánea, y así valorar algún problema obstructivo o alteración del vaciado de la vejiga.

4. Es posible que se asocie a:

– Prolapso de órganos pélvicos: bulto a través de la vagina por donde pueden descender vejiga, útero o recto.

– Atrofia genital: área vulvovaginal pálida, grosor fino, aspecto seco… con escozor o picor local por falta de estrógenos en la menopausia.

5. La principal exploración que te realizarán:

– tacto Vaginal que evalúe la musculatura del suelo pélvico y la presencia de hiperlaxitud vulvovaginal o por el contrario, atrofia con estrechamiento del orificio Vaginal.

6. Medidas comunes a todo tipo de incontinencia:

Cambios en el estilo de vida orientado a reducir sobrepeso.

– En incontinencia de urgencia reducción de la ingesta de cafeína y reeducación vesical y de los hábitos miccionales.

– Durante 3 meses entrenamiento supervisado de los músculos del suelo pélvico. Puede hacerse utilizando conos o bolas vaginales.

7. Tratamiento no quirúrgico:

– pesarios: dispositivos de silicona para colocación en vagina que ascienden los órganos pélvicos si prolapsan y mejoran las molestias.

estrogenos vaginales en caso de atrofia ( comprimidos, crema o anillo)

fármacos para paliar la urgencia, frecuencia +/- incontinencia de urgencia.

en auge: medicina regenerativa basada en el Tensado intravaginal con láser CO2.

8. Casos más complejos requerirían un estudio y tratamiento especializado.

( Resumen básico de las Recomendaciones de la ICI, 2017)

Anuncios

Lo que deberías saber del orgasmo femenino.

Posted on Actualizado enn

  1. Para alcanzar el orgasmo necesitamos un estímulo sexual, físico o mental. La forma más efectiva es con la estimulación de las zonas erógenas o que contienen mayor concentración de terminaciones nerviosas.
  2. La respuesta sexual sea cual sea el estímulo es la misma, generándose las contracciones placenteras a nivel genital, de ahí la importancia de la tonificación de la musculatura del suelo pélvico.
  3. Hablando de zonas erógenas, ¿qué hay de cierto respecto al punto G?. Nos remontamos al año 1950, para mencionar a un ginecólogo alemán Ernest Grafenberg, y su publicación en la revista International Journal of Sexology: “El papel de la uretra en el orgasmo femenino”. Aqui nace el tan mítico punto Grafenberg o punto G, descubierto por casualidad al estudiar la uretra femenina.

    Area genital G
    Area genital G
  4. El estímulo sexual físico por excelencia se genera en el denominado complejo Clitouretrovaginal (CUV), aunque suene a trabalenguas, o según otros en el “pene femenino“; en cualquier caso estamos ante un área genital que abarca el clítoris, los bulbos vestibulares (dos bolsas eréctiles a los lados de la vulva, rellenando los labios mayores), los labios menores y la esponja uretral (tejido eréctil que envuelve la uretra).
  5. El Sexólogo Jannini recientemente publicó en Nature Reviews Urology, que este área cuando se estimula adecuadamente durante la penetración, podría inducir respuestas orgásmicas. Seria lo que en la calle se denomina “orgasmo vaginal”.
  6. Por otro lado, el neurobiólogo Komisaruk en sus estudios de resonancia magnética evidenció que la estimulación del clítoris, la vagina o el cuello del útero encienden distintas zonas de la corteza sensorial del cerebro.
  7. El reflejo del orgasmo parece tener 2 rutas neurológicas: vía vaginal directa al cerebro, a través del nervio vago, y por otro lado el trayecto del clímax clitoriano pasaria por la médula espinal antes de llegar al cerebro.

Concluyendo, parece que tenemos un área anatómica en la entrada de la vagina especialmente sensible y un órgano eréctil: el clitoris. La percepción de un mayor placer estimulando uno u otro punto es claramente subjetiva y mujer-dependiente, incluso amante-dependiente. La sobrevaloración del coito culturalmente ha mitificado el supuesto orgasmo vaginal, y ha infravalorado otras zonas erógenas así como la importancia del estímulo mental (fantasías..).

En definitiva debemos hablar del orgasmo femenino único a nivel cerebral, sin tipificar, sin sobrevalorar una vía u otra de estimulación para alcanzarlo, pero múltiple en cuanto a la diversidad de interruptores sensoriales para lograrlo.

Disfruta de tu sexualidad!

 

 

 

10 razones por las que cuidar tu Suelo Pélvico

Posted on

suelo pelvico anatomia

Cuando hablamos de Suelo Pélvico, nos referimos a algo mas que un grupo muscular y de tejido de sostén que cierra la cavidad inferior del abdomen. Estamos hablando de funciones vitales tan importantes como la continencia de orina y heces, la sexualidad, la reproducción..

Deberiamos ser conscientes de su existencia desde que somos jóvenes por razones como las siguientes:

1. Una de cada 3 mujeres padece incontinencia urinaria.

Al toser, reir o estornudar, al echar una carrera o simplemente cambiar de posición, muchas mujeres padecen en silencio escapes de orina, que limitan su actividad laboral, social y personal; por la temida sensación a oler, o manchar la ropa. Es una enfermedad silenciosa, se oculta y se busca remedio tarde, por sentir vergüenza y pudor.

2. La incontinencia urinaria es considerada un problema de salud pública de alto impacto en la calidad de vida.

La OMS celebra un dia internacional para concienciar de este problema que supone absentismo laboral, aislamiento social e incluso depresión, ansiedad y pérdida de la autoestima. Es labor de los profesionales sanitarios llegar con cercania y naturalidad a todas las mujeres que han sido madres o se encuentran en la menopausia, etapas de la vida claves para debilitar el suelo pélvico.

3. Hasta un 9-10% de mujeres padece doble incontinencia: urinaria y anal.

Si los escapes de orina son considerados delicados, los desagradables escapes de gases o heces, son realmente encubiertos y limitantes, condicionando cualquier actividad personal o laboral. Estas mujeres no salen de casa hasta no haber conseguido ir al baño, deben tener unos hábitos alimenticios extrictos, usar medicación astringente… y verse sometidas a situaciones realmente embarazosas.

4. La calidad de las relaciones sexuales está muy relacionada con un suelo pélvico tonificado.

En la respuesta sexual y el orgasmo participa la musculatura que rodea y sostiene la vulva,vagina y útero. La satisfacción y calidad de las relaciones depende de muchos factores pero sin lugar a duda una buena tonificación muscular suma.

5. El embarazo y el parto son un trauma considerable que debilita esta musculatura.

La maternidad es una etapa de la vida por la que pasan la gran mayoria de las mujeres. Cuidamos la alimentación, los hábitos tóxicos, los fármacos, preparamos la habitación, la canastilla….y el “canal del parto” que va a sufrir el daño, es totalmente olvidado. Ninguna madre deberia dejar de hacer rehabilitación postparto de la musculatura del suelo pélvico supervisada, dirigida e individualizada según el tipo de parto sufrido, por fisioterapeutas especializados.

6. Las habituales prácticas deportivas de carrera y salto son un daño mantenido que por hiperpresión abdominal repetitiva genera  debilitamiento progresivo. Ni mencionar algunos deportes extravagantes como el power jump o los abdominales clásicos.

7. Los malos hábitos alimenticios que ocasionan sobrepeso y estreñimiento constituyen factores de riesgo añadido. El pujo reiterado y mantenido cada vez que vamos al baño por falta de hidratación, ejercicio, frutas y verduras en nuestra dieta daña y debilita este plano de sostén muscular.

8. Hábitos tóxicos como el tabaquismo y la consecuente tos crónica son un factor de riesgo directamente relacionado con debilitamiento de la musculatura del suelo de la pelvis.

9. A través del orificio vaginal con un suelo pélvico debilitado, el parto o la menopausia pueden desencadenar una herniación medicamente llamado prolapso de órganos pélvicos. Lo que ocurre es que asoma a través de la vagina un bulto que alarma y ocasiona molestias como infecciones urinarias de repetición, sensación de peso en genitales, dificultad urinaria… Se trata de la vejiga o el recto que se hernian a través del orificio vaginal.

10. El dolor lumbar muchas veces está directamente relacionado porque el suelo pélvico estabiliza la pelvis ósea y la columna lumbosacra, siendo muy importante la reeducación de hábitos posturales y tonificación muscular para evitar dolores pélvicos y de espalda.

 

¿Todavia no te he convencido para cuidarlo?